Los robots se hacen con el control del Salón del Cómic de Barcelona

El pabellón número 8 de la Feria de Barcelona acoge a 150 expositores -récord del certamen- en una edición en la que el salón ha rendido un sentido e inevitablemente improvisado homenaje al recién fallecido Jean Giraud Moebius, con una pequeña muestra de originales del dibujante francés y otras piezas realizadas por autores como Max, Per Joan, o Rubén Pellejero.

Los protagonistas están siendo, sin duda alguna, los robots, que se encuentran por todas partes y que son el eje de la exposición Robots en su tinta. De la ficción a la realidad pensada como un instrumento de divulgación y no únicamente recreativa, ha señalado a Efe su comisario, Jordi Ojeda, profesor de la UPC, entidad que colabora con el salón.

Desde la María de Metrópolis, pasando por Astroboy, Mazinger Z, R2B2 y otros androides de la serie de Star Wars, la exposición es un repaso de los autómatas que han llenado los libros clásicos de ciencia ficción, pero también los cómics, el manga o el anime, aunque también hay espacio para los robots reales, como Tibi y Dabo, dos prototipos de robot urbano social, salidos de los talleres del Instituto de Robótica e Informática de la UPC. Pero quizás la estrella está siendo de momento, o así lo demostraban las decenas de personas que se arremolinaban ante él, un gigante brazo articulado de color naranja de la empresa ABB (utilizado habitualmente en la industrial del automóvil) capaz de hacer caricaturas con un pulso inmaculado.

Entradas relacionadas

Deja un comentario