Violeta R. Oria.  Lugano (Suiza)  «Las supercomputadoras son las armas de los inventores del presente. Con ellas, los investigadores pueden demostrar  hipótesis científicas más allá de la teoría y la experimentación. Industria y sociedad  pueden beneficiarse de estos descubrimientos en la misma medida”, explica Giovanni Zavaritt, director de Comunicación de la Universitá della Sviezzera italiana, de la que depende el Centro Suizo de Supercomputación, en colaboración con la ETH (Universidad Politécnica) de Zurich. El pasado mes de marzo, el Centro, con la presencia del secretario suizo de Estado para la Cultura –en Suiza no hay ministerios-,  Marco dell’Ambrogio, y otros 119 invitados, inauguró la supercomputadora Cray XC30,  bautizada como “Piz Daint”, en español el “Pico Daint”, una de las montañas de los Alpes. El Bierzo Digital-Diario de Astorga ha visitado el centro para conocer de primera mano su funcionamiento.

piz-daint-cscs1
Vista de la supercomputadora
piz daint
La raya roja marca el espacio que los visitantes no pueden atravesar por seguridad

 

 

 

 

 

 

Las operaciones, no obstante, se iniciaron en  abril de 2013. En octubre de ese año, la supercomputadora, basada en procesadores Intel Xeon E5, ha doblado el tamaño de sus sistemas, pasando de 12 a 28 cabinas de ordenadores, y se ha potenciado con una arquitectura híbrida, caracterizada por una unidad gráfica del tipo NVIDIA Tesla K20X (GPUs). Con un total de 5’272 nódulos de cálculo híbridos y un potente ancho de banda, posibilita la realización de simulaciones reales con una potencia de escala petaflop. Con 7.79 petaflops (millones de billones de operaciones por segundo), Piz Daint fue clasificada en la Conferencia de Supercomputación celebrada en  Denver (EE UU) en 2013, como la supercomputadora más rápida y grande de Europa y la sexta del mundo.  El primer lugar lo ocupa el Tianhe-2, que se encuentra en China.

procesadores del piz daint
El procesador de la supercomputadora

Eficiencia energética

La Cray XC30 “Piz Daint”, que viene a sustituir a la Cray XE6 “Monte Rosa”,  tiene una potencia 20 veces superior a esta última consumiendo menos de la mitad de energía. Como curiosidad, cabe señalar que se refrigera con agua del cercano Lago Lugano y que se ubica en un edificio de reciente construcción con una innovadora tecnología, tal y como señala el director del centro, Thomas Schulthess.

las entrañas del Piz  daint
Las ‘entrañas’ del Piz Daint

 

 

 

Modelos númericos contra el cambio climático

A través de métodos y algoritmos desarrollados por científicos expertos en computación, Europa dispone con la “Piz Daint” de una extraordinaria herramienta para predecir no solo el tiempo sino también sus consecuencias. “Por ejemplo, si sé que va a llover exageradamente puedo tomar medidas para que mi casa no se inunde, así de simple”, explica el doctorando David Leutwyler, de la Universidad Politécnica de Zurich. De hecho, el Centro de Supercomputación trabaja para el Servicio de Meterología de Suiza.  Sus simulaciones son incluso útiles para recrear los posibles escenarios futuros que nos deparará el cambio climático, “y así estar preparados para ofrecer posibles soluciones para paliar en la medida posible sus consecuencias”, indica el científico experto en computación William Sawyer. Es más, con la nueva supercomputadora, Europa podrá avanzar también en la predicción de terremotos y en el estudio de los movimientos sísmicos que a veces, aunque apenas son perceptibles, nos ofrecen una información única de lo que sucede bajo tierra. En medicina, las aplicaciones son asimismo prometedoras. De hecho, el profesor doctor Rolf Krause trabaja con la recreación de un “corazón virtual” que puede ser usado como un microscopio, también virtual, para entender mejor las anormalidades de este órgano, culpables numerosas enfermedades, y desarrollar las mejores terapias para combatirlas. El Pico Daint y, antes, el Monte Rosa… las montañas que rodean la Suiza “italiana” guardan una preciosa información, además de a la bella ciudad de Lugano, donde se ubica el Centro de Supercomputación.

Entradas relacionadas

Deja un comentario