Inteligencia artificial para el sector agroalimentario

Ical. El Grupo de Investigación Bisite de la Universidad de Salamanca participa en el proyecto ‘AgrarIA’, un consorcio de 24 organizaciones nacionales público privadas liderado por GMV que nace con el objetivo de investigar la aplicabilidad de la inteligencia artificial (IA) y otras tecnologías relacionadas con la Industria 4.0 en soluciones reales. Así, se pretende conseguir que el futuro el sector agroalimentario español sea más “tecnológico, innovador, sostenible y comprometido con la eficiencia energética y la disminución de la huella de carbono”.

El proyecto, creado en el marco de la Agenda España Digital 2025 y la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, está financiado a través del Programa Misiones de I+D en Inteligencia Artificial de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, correspondiente a los fondos del Plan de Recuperación, Resiliencia y Transformación.

Según especificó la Usal mediante un comunicado, el alcance del proyecto se centra en dos líneas estratégicas para el desarrollo futuro del sector. Por un lado, se estudiará cómo reducir de manera “drástica” el dióxido de carbono en la producción agraria a través de sistemas gobernados por IA; mientras que, por otro lado, se investigará también en cómo se podría utilizar esta tecnología y otras relacionadas de forma “más eficiente” y con una huella de carbono neutra.

El proyecto contempla además el desarrollo de la plataforma ‘AgrarIA’ donde se podrán integrar, en una sola entidad de computación desacoplada y de manera estándar, todos los modelos y componentes necesarios en la cadena de valor del sector agrícola, incluidos producción, transformación y distribución, permitiendo definir flujos de procesos que estén integrados con tecnologías de IA necesarias para su desarrollo. En este sentido, esta herramienta permitirá crear soluciones que “van desde el desarrollo de nuevos productos naturales para el control de plagas y enfermedades hasta el uso de la robótica colaborativa para optimizar la fase de transformación de los productos”.

Según los investigadores, a pesar de que los datos revelan “la fuerza y el potencial” del sector agroalimentario español éste aún se encuentra en un nivel de digitalización “muy bajo” respecto al que presentan otros países. En este contexto, el proyecto ‘AgrarIA’ podrá aportar “un importante valor” a la generación de cambios relevantes en la estructura socioeconómica nacional y “fortalecerá su competitividad” a través de diversas actividades de I+D a lo largo del proyecto, relacionadas no solamente con IA sino con prácticamente todas las tecnologías habilitadoras digitales. De este modo, se permitirá no solo el desarrollo de nuevos modelos de negocio, sino la transformación del sector de la agricultura haciéndolo más “productivo, eficiente y sostenible”.

Entradas relacionadas

Deja un comentario