Pixabay

Ical. El gasto interno en I+D ascendió en Castilla y León en 2019 a 800,9 millones de euros, lo que representa el 1,35 por ciento del Producto Interior Bruto de la autonomía, por encima de la media del 1,25 por ciento, situándose en el quinto lugar entre las comunidades autónomas. El número de empresas innovadoras se incrementó un 14,1 por ciento respecto a 2018, según informó hoy la Junta en un comunicado, tras publicar la estadística sobre actividades de I+D y de innovación en 2019.

Asimismo, el número de empresas que en 2019 realizó actividades innovadoras en Castilla y León fue de 1.086, lo que supuso un incremento del 14,1 por ciento respecto al año 2018. Este número de empresas representa un 4,1 por ciento del total de empresas innovadoras en España, lo que supuso el séptimo lugar en el ranking nacional.

Por sectores, el mayor porcentaje sobre el gasto total en I+D lo ha realizado el sector empresarial con 523,3 millones de euros, un 65,3 por ciento frente al gasto empresarial medio en España que es del 56,1 por ciento. En segundo lugar se sitúa el sector de la enseñanza superior con 226,3 millones, un 28,3 por ciento también por encima de la media española que es del 26,6 por ciento. Por último, el sector de administraciones públicas supone un gasto de 51 millones de euros, un 6,4 por ciento, frente a la media que es de un 17 por ciento.

El colectivo de investigadores de la Comunidad es de 6.647 profesionales, cifra que aumenta un 3,3 por ciento respecto al año 2018. El 45,3 por ciento de los investigadores son mujeres, lo que supone un porcentaje superior al existente en España que asciende al 39,9 por ciento. Este colectivo de investigadoras en Castilla y León ha aumentado un 7,3 por ciento respecto al año anterior.

Por otra parte, la totalidad de personal ocupado en Investigación y Desarrollo en Castilla y León, incluyendo a los investigadores, es de 10.599 personas en equivalencia a jornada completa. De esta cifra, el 42,6 por ciento son mujeres, un porcentaje superior a la media española que es de 40,6 por ciento.

En cuanto al indicador de la intensidad de innovación, es decir el gasto en actividades innovadoras según sede social entre la cifra de negocios por cien, las empresas de Castilla y León alcanzaron un valor de 1,3 solo por detrás del País Vasco (dos), Cataluña y Navarra, con un valor del 1,4 en ambas.

La tasa de variación anual, del gasto interno en I+D, es para Castilla y León del cinco por ciento, situando a la comunidad en séptimo lugar. En España, el gasto en I+D interna aumentó un 4,2 por ciento en 2019 y alcanzó los 15.572 millones de euros, el 1,25 por ciento del PIB.

Por último, entre los factores que tuvieron un grado de importancia elevado a la hora de dificultar la decisión de iniciar actividades innovadoras o la ejecución de las mismas, destacan tanto en Castilla y León, como en España, en primer lugar, el hecho de que las empresas tengan otras prioridades diferentes a la innovación (para el 47,3 por ciento y 44,3 por ciento de las empresas, respectivamente) y en segundo lugar, los elevados costes de innovar (para el 27,3 por ciento y 27,4 por ciento de las empresas, respectivamente).

Estrategia RIS3

La Consejería de Economía y Hacienda presentó, el pasado 11 de marzo en el Consejo de Gobierno, la memoria de 2019 correspondiente a las actuaciones de las consejerías con competencias en materia de I+D que han participado en la ejecución de la RIS3 de Castilla y León. En 2019 se llevó a cabo la financiación de 163 actuaciones: 117 dentro de los cinco programas de I+D+i y 46 en el de Agenda Digital. El documento señala también que la estrategia movilizó durante el 2019 un total de 1.726 millones.

Los fondos públicos que la Estrategia ha movilizado ascienden a 527,6 millones, de los cuales 362,3 millones son fondos procedentes de los Presupuestos Generales de la Comunidad y los restantes -165,3 millones- provienen de los recursos captados para Castilla y León tanto en el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020, como en los proyectos CDTI, los recursos públicos en Sociedad de la Información gestionados por la Administración general del Estado y las administraciones locales y, finalmente, del Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea.

De forma global, la RIS3 ha movilizado en 2019, 187,7 millones más de lo inicialmente previsto, gracias al buen comportamiento del sector privado que ha aportado un total de 1.198 millones. El pasado mes de octubre, el Consejo de Gobierno aprobó la prórroga del periodo de vigencia temporal de la RIS3 2014-2020 para alcanzar un grado de ejecución lo más alto posible de las actuaciones que han sufrido las interrupciones generadas por la declaración del primer estado de alarma en España.

La Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León, aprobada en abril de 2014, es el instrumento de planificación de la Junta que establece los objetivos y prioridades de la política de ciencia y tecnología de la Comunidad en el periodo 2014-2020.

Entradas relacionadas

Deja un comentario