Tag Archive for antártida

Un ‘jardín secreto’ bajo el hielo de la Antártida

EBD Bajo el espeso hielo de la Antártida bulle la vida microbiana. Así se desprende de un estudio publicado esta semana en la revista Nature, que demuestra, a través de análisis de muestras del lago subglacial Whillans a 800 metros de profundidad, que bajo la superficie de la Antártida se esconden verdaderos ecosistemas de vida microscópica.

Condiciones extremas

El muestreo –financiado por la National Science Foundation a través del proyecto Whillans Ice Stream Subglacial Access Research Drilling (WISSARD)– ha encontrado al menos 3.931 especies o grupos de especies de microorganismos que viven en condiciones extremas, en la más absoluta oscuridad y con temperaturas por debajo de los cero grados. Estos organismos parecen obtener los nutrientes de la fusión del hielo, la roca y otros sedimentos.

La existencia de vida microbiana en los lagos subglaciales en la Antártida ha sido objeto de fuertes polémicas ya que con anterioridad los primeros resultados obtenidos por un equipo ruso fueron puestos en duda después de que se descubriera que durante el proceso de perforación se pudieron contaminar las muestras.

Esta vez, el agua y los sedimentos analizados por el microbiólogo Brent Christner –que lidera la investigación– fueron obtenidos utilizando técnicas de perforación y muestreo microbiológicamente limpias.

“Lo que está oculto bajo la media milla de la capa de hielo en la Antártida es una parte inexplorada de nuestra biosfera”, dice Christner, que subraya: “El proyecto WISSARD ha proporcionado solo una pequeña muestra de la vida microbiana que puede esconder la naturaleza en más de cinco millones de kilómetros cuadrados de capa de hielo en la Antártida”.

Según los investigadores, este hallazgo tiene implicaciones para la búsqueda de vida en otros ambientes extremos, tanto en la Tierra como fuera de ella.

Foto: / WISSARD

El deshielo de los glaciares de Antártida occidental es irreversible

 EBD Dos equipos científicos independientes han llegado a la conclusión que la fusión de los glaciares de la Antártida Occidental es irreversible. La revista Science, que se hace eco de una de las investigaciones, específica que el deshielo se irá produciendo en 200 años, en el peor de los casos, y en 1.000, en el ‘mejor’. En cualquier caso, la fusión provocaría una elevación del mar de 1,2 metros, según el glaciólogo Eric Rignot, científico de la NASA.

Los científicos señalan como principal desencadenante el flujo de aguas más calientes en torno al continente blanco que va comiendo el borde de los glaciares y los hace más frágiles. “Hasta ahora cuando veíamos el adelgazamiento de los glaciares no sabíamos si se ralentizaría más tarde, de modo espontáneo o por algún efecto de retroalimentación”, señala Ian Joughin, glaciólogo de la Universidad de Washington y líder del grupo que da a conocer sus resultados enScience esta semana. “Pero no hay ningún auténtico mecanismo de estabilización que podamos ver”, añade.

El estudio de La Antártida es especialmente complicado en lo que al cambio climático se refiere, pues no es el aumento de la temperatura  lo que provoca el deshielo, sino el calentamiento de las aguas oceánicas, los cambios en los vientos que las empujan hacia las costas heladas y la dinámica propia de los glaciares, entre otros factores.

Joughin y sus colegas se han centrado en un glaciar en concreto, el Thwaites, para investigar su sensibilidad a la fusión producida por el calentamiento del mar y su estabilidad. Han combinado datos de satélite con un modelo avanzado desarrollado por ellos que, de entrada, reproduce con rigor la evolución de esa masa de hielo en los últimos 18 años, lo que lo valida su fiabilidad. Luego han dejado correr su simulación hacia el futuro en distintos escenarios de velocidad de fusión del hielo, dependiendo de la cantidad de calentamiento. En el peor de los casos, el ritmo de pérdida de hielo se mantiene moderado durante los próximos 200 años y entonces empieza la fase acelerada de colapso; en el caso más conservador, se aplaza el proceso a 1.000 años, pero los investigadores señalan que el escenario más probable se sitúa entre 200 y 500 años, según explica El País.

Plazos similares encuentra el otro equipo de científicos, liderado por Rignot y que da a conocer sus resultados en la revista Geophysical Research Letters. Ellos se han ocupado de seis glaciares de la Antártida occidental, incluido el Thwaites. Su conclusión es contundente: “Han pasado el punto de no retorno”.

Fuentes: Science, El País, Geophysical Reserch Letters

Foto: climaticocambio.com