Robots obreros de la construcción

Un equipo de ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en EE UU) pretende revolucionar la industria arquitectónica a través de la robótica. Mediante una máquina de construcción digital diseñada por ellos, han ‘imprimido’ una estructura de 4,7 metros de largo y 3,7 metros de alto en menos de 14 horas.

La máquina, que funciona con baterías y energía solar, está equipada con un brazo robótico cuya precisión supera a la de los sistemas de construcción tradicionales. La estructura se construyó con espuma aislante, pero el robot es capaz de usar otros materiales como cemento, escombros o incluso hielo, si se encuentra en su entorno.

Según los autores del estudio, publicado esta semana en Science Robotics, este es uno de los mayores trabajos de impresión en 3D realizado por un sistema automatizado, y se ha hecho a la mayor velocidad registrada hasta ahora.

Deja un comentario